miércoles, 18 de septiembre de 2013

El Aborto


Cada año unas 42 (Cifra que va en aumento) millones de mujeres se deciden por el aborto y cada “operación” médica se ubica en unos 2.500 dólares americanos, lo que anualmente le deja en los bolsillos de los abortistas unos 195 mil millones de dólares; toda una “industria”.

No voy a realizar la extrapolación de esa gigantesca cifra a nuestra moneda porque me quedaría sin hoja donde escribir, pero lo que si voy a decir es que actualmente en Venezuela el aborto es ilegal. Sin embargo, un anteproyecto de Código Penal presentado en el Tribunal Supremo de Justicia propone despenalizar el aborto en todos los casos, excepto cuando no se cuenta con el consentimiento de la mujer. Lo que seguramente será aprobado por nuestros “brillantes” juristas atornillados en el TSJ, por lo que no es descartable que estarán a la espera de su “tajada” producto de este monumental crimen.

Se dice para animar esta práctica que hay que evitarle a la mujer el sufrimiento y peligros de un aborto ilegal, por lo que la doctora holandesa Rebecca Gomperts tiene otro punto de vista: (*) “...miles de mujeres mueren innecesariamente por abortos inseguros” Para remediar esta situación creó Women on Waves o Mujeres sobre las olas, una fundación sin fines de lucro (sic) que opera en un barco en el que se practica el aborto. Algo así como cuando nos vamos de crucero, pero con la diferencia que se embarcan 140 pasajeros y a llegan a “puerto seguro”, solamente se desembarcan 70, pues las otras 70 han sido arrojadas a los tiburones.

Este “acto humanitario” que adelanta la Dra. Gomperts, es “legal”, pues en Holanda se ha aprobado la ley del aborto, siendo una razón para esta aprobación, el dislate de que el feto “...”no sufre dolor hasta pasadas las 22 semanas de gestación...” (5,5 meses de un embarazo de 9 meses o 36 semanas)

…Unos datos, muy rápidamente, para desmontar esta mentira contra gestación: 

PRIMER MES (Cuatro semanas) 

El embrión presenta ya pequeños miembros: primero los brazos y dos días más tarde las piernas. Sumado a ello, empiezan a desarrollarse los riñones, el hígado, el tracto digestivo y la sangre. El pequeñísimo corazón, un tubo en forma de U, empieza a latir. La sangre circula por un sistema cerrado de vasos aislados de la circulación sanguínea materna.

Y a las 24 semanas, es decir sexto mes; dos semanas menos que el máximo permitido esto es lo que sucede:

Al entrar al sexto mes de la gestación el feto empieza a acumular grasa, su cuerpo se cubre de lanugo y una sustancia protectora blanca y oleosa (vérnix). Abre ya las manos y los ojos. De allí en adelante, se prepara para volverse un ser independiente. Crece y aumenta de peso; el cabello crece también, y la mayor parte del lanugo se cae. Como ya es más grandecito dispone de menos espacio para moverse, pero necesita crecer aún más para sobrevivir con buena salud.

La piel esta generalmente arrugada, en particular en la parte incipiente de este periodo. La piel es más translucida y de color rosado a rojo por que se ha tornado visible la sangre visible en los capilares alrededor de las 24 semanas, las células alveolares del pulmón han comenzado a fabricar surfactante un lípido con actividad sobre la tensión superficial que mantiene la capacidad de distenderse de los alvéolos. 

Un feto nacido durante el sexto mes o en la primera mitad del séptimo tendrá gran dificultad para sobrevivir aunque pueden funcionar varios sistemas orgánicos, el aparato respiratorio y el sistema nervioso central (PERO EXISTE Y POR ENDE HAY DOLOR) no se han diferenciado lo suficiente y aun no se ha establecido la coordinación entre ambos.

Es bueno decir que la mujer no tiene derecho sobre el feto, pues este es un ser con sus propios derechos de persona humana, es decir se viola el derecho a la vida.
Artículo fragmentado.

Theo Corona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada