martes, 29 de septiembre de 2015

¿CUÁL ES EL MOTIVO DE NUESTRA EXISTENCIA?


 Usualmente los jóvenes nos preguntamos el motivo de nuestra existencia. Si somos más de mil millones de personas y todos terminamos en un mismo lugar, en el cementerio, ¿qué razón tiene la vida?, ¿por qué motivo hemos sido creados por algo o por alguien si el único conocimiento cierto de nuestra estadía en la tierra es que estamos vivos y que nos aguarda la muerte?, ¿cómo sabemos que nuestros logros y luchas serán valorados a la hora de nuestra muerte y por qué no entregarnos a una vida de puro goce y placer si no conocemos personalmente el motivo de nuestro existir?

 Dichas incógnitas nos han generado la duda, la duda de la existencia de una vida eterna, la duda de la existencia de aquel Dios que por algún motivo nos creó y que espera que lo adoremos aquí en la tierra para vivir junto a Él en la vida futura.

   Esta duda es aquella que nos ha llevado al desconocimiento de la verdadera vida, a la vida sin razón, a una vida sin sentido y por ello, muchas veces, hemos buscado cómo vivir de la “mejor manera” posible en la tierra, aferrándonos a los placeres que nos ofrece el mundo y dejando fuera de nuestro conocimiento la existencia de algo sobrenatural, de nuestro creador, ya que, ¿qué nos demuestra su existencia?

   El hombre está constituido por sus miembros físicos, tiene un organismo y miles de células que lo conforman tal como es pero ¿habrá algo realmente dentro de nosotros? ¿Un alma, algo espiritual que nos lleve a incrementar nuestra importancia al lado de un animal?

   La respuesta a dicha pregunta es un  notable SÍ, y cualquier ser humano puede argumentar efectivamente que la vida de un animal carece de importancia frente a cualquiera de nosotros ya que no contienen conciencia, raciocinio sino intuición sensible; pero si los animales tienen al igual que nosotros un cerebro, entonces, ¿por qué no son iguales a nosotros?, ¿por qué no piensan y razonan igual que un ser humano si tienen los mismos miembros físicos que cualquiera de nosotros?

   Claramente vemos que existe algo interior que crea la conciencia en el ser humano, que genera las decisiones que toma junto con su forma de llevar la vida y existir en este mundo, que no nos lleva a comernos los unos a los otros en un estado normal, como algunos animales, y que nos lleva a tener un criterio interior de lo que es bueno y lo que es malo.

   La ciencia ha demostrado que existe la conciencia, algunos conceptos de la psicología incluyen a la conciencia como algo que forma parte de cada uno de nosotros y que determina nuestro comportamiento, siendo invisible a la vista del hombre. Con la existencia de aquellos procesos psíquicos internos entendemos claramente que nuestro organismo, como tal, no los generan en toda su totalidad, que hay participación de otros medios como la razón y la misma conciencia que nos llevan a determinar el bien y el mal.

   Basta ver a niños pequeños que hacen algo malo (sin conocer que eso es malo) y se esconden para que no los regañen.

   Por ende, llegaríamos a establecer la existencia de algo interno, como una ley moral,  que nos enseña lo que es bueno y lo que es malo. Pero esa ley tuvo que tener su origen, un origen que tan solo podríamos encontrarlo en un Ser superior que impone estas normas a sus criaturas para mantener el orden de su creación, ¿no les parece lógico?

   Si le buscamos el sentido a la vida sólo podremos encontrarlo en un Creador, en un Creador que haya querido el bien para todas sus criaturas, que se haya fijado individualmente en cada uno de nosotros y que a cada uno nos haya entregado una misión aquí en la tierra y así nuestra vida sí tendría sentido. Porque después moriríamos… ¿y entonces?

   Entonces será cuando nos encontremos cara a cara con nuestro Creador y sabremos enteramente el motivo de nuestra existencia y reconoceremos junto a Él el fracaso o el logro de nuestra misión en la vida terrena.


Gabriel Antonio Capriles Fanianos 

2 comentarios:

  1. Este post me parece un tanto egoista, el autodominarnos superiores sobre todos los seres vivos no demuestra mas que pura ignorancia. De que nos sirve una religion que solo se preocupa por la vida despues de la muerte y no por el presente, abran los ojos y disfruten de la vida, entren a la realidad.

    ResponderEliminar
  2. Este post me parece un tanto egoista, el autodominarnos superiores sobre todos los seres vivos no demuestra mas que pura ignorancia. De que nos sirve una religion que solo se preocupa por la vida despues de la muerte y no por el presente, abran los ojos y disfruten de la vida, entren a la realidad.

    ResponderEliminar